2 DÍAS PARA DISFRUTAR!

La ruta incluye la comida primer dia en un magnífico y singular restaurante, la cena, alojamiento y desayuno en un lujoso Hotel (***) así como la comida segundo dia en un precioso restaurante con vistas a Montserrat. También se incluye la cesión del GPS con los tracks incluidos o el road book con la ruta, además de la ruta autoguiada via movil con una pràctica App. (Speaktracks). Y el transporte de equipaje!

Pero se incluye además la Visita al Monasterio de Sant Benet de Bages, así como la visita guiada a dos expertos productores, con cata de vinos incluida

Opcionalmente se ofrece el servicio de averías, el seguro de viaje y cancelación, el alquiler de bicicletas (tradicional o E-Bike), así como el servicio de Guía profesional.

 

PRIMER DIA

52.6 km y 770 m. desnivel acum.  (o 44.22 km y 557 m. desniv. acum).

Con salida desde Manresa, la ruta se dirige hacia el impresionante monasterio de Sant Benet del Bages, fundado el 960. Con una importante dedicación a la producción de vinos, ya desde sus inicios, estuvo durante siglos compitiendo  con el de Montserrat, hasta que pasó a depender de éste. A principios del S. XX fue adquirido por la familia del pintor Ramón Casas, residiendo en él largas temporadas. Recientemente adquirido por una entidad bancaria, es actualmente un inspirador complejo, centro de trabajo y de estudio de la alimentación: la Fundación Alicia.

Tras cruzar Navarcles (con su embalse conocido como “el lago”) así como algunos precisos rincones durante el camino, llegamos a Artés entre viñedos. Siguiendo el track se pasa por delante de tres productores: una excelente y artesanal bodega con una producción perfectamente elaborada; la cooperativa del pueblo –con una amplia y variada producción de vinos;  y al único productor de cava de la D.O., con una pequeña pero excelsa gama. Saliendo hacia las afueras llegamos a uno de los más grandes productores de la D.O., cuyos caldos se ofrecen en muchos de los mejores restaurantes… Pero el track continua hasta un conocido restaurante –un buen lugar para el almuerzo- que fue también en su tiempo un centro productor de vino. Sus grandes tinas de piedra así lo demuestran.

La ruta nos lleva a un nuevo productor cerca de Sallent, ubicado entre montañas. Será éste el tramo más exigente del día y prácticamente de toda la ruta, con 1 km de fuerte ascensión. Tras cruzar Sallent, la ruta sigue por los preciosos paisajes de la “sequia” –un pequeño canal medieval que permitió el trasvase de agua del Llobregat a Manresa– hasta el confortable alojamiento.

La «Opción Light» rebaja la dureza de este último tramo, recorriendo por caminos y tranquilas carreteras la distancia (14 km.) que separa el restaurante del confortable alojamiento

 

SEGUNDO DIA

53.00 km y 580 m. desnv. acumulado.

Tras el desayuno, siguiendo tramos de la sequia -un pequeño canal medieval para permitir el trasvase de agua del Llobregat a Manresa- por un llano paisaje nos dirigimos a Sant Iscle, una pequeña ermita y masía –en su tiempo dependiente de Sant Benet- productores del vino de los viñedos que les rodean desde tiempos muy remotos.  Pronto llegamos a Santpedor –cruzando los “aiguamolls de la Bóbila”- visitando su casco antiguo. Tras cruzar diversos santuarios y ermitas y un sinfín de masías –muchas de ellas junto a sus tinas de piedra- llegamos a las afueras de Sant Joan de Vilatorrada, donde rodeado de viñedos, encontramos otro pequeño pero profesional productor. No solo produce sus vinos; aconseja y colabora con otros pequeños productores…

La ruta nos conduce de nuevo por pequeños y preciosos bosques acercándonos hacia Salelles, una magnífica muestra del mundo rural catalán. Previamente, habremos visitado un pequeño y experto productor, que incluso exporta al extranjero parte de su limitada pero extraordinaria producción de vinos.

Pronto llegamos a un acogedor restaurante, junto a un campo de golf, con preciosas vistas de Montserrat; un lugar ideal para comer… a escasos metros de uno de los más grandes e históricos productores de vinos de la D.O. Pla de Bages. Turistas de todo el mundo pasan a ver sus instalaciones, viñedos y producciones.

La llegada a Manresa, siguiendo los pasos de San Ignacio de Loyola por el “Camino Ignaciano” nos mostrará una cara de la ciudad totalmente desconocida, finalizando junto a la estación de autobuses, al lado de un Hotel.

1
Hola,
Te puedo ayudar?
Powered by